Loading…

El caso de Anita #MedioSocial #ComunidadDeEsperanza

Desde hace unos meses atrás, tuve la oportunidad y el placer de conocer a una excelente persona. Alguien que actualmente lucha día tras día por donde va para cambiar la realidad que su país enfrenta de forma diaria y darle solución mostrándolo a los ojos del mundo. Ella es Marisol Martínez, reconocida fundadora de la Fundación Ángeles de Esperanza. Un día nos reunimos para un almuerzo casual y se convirtió en una relación continua de grandes ideas, proyectos y lo más importante, de amar y saber cómo ayudar al prójimo, junto a un gran equipo y amigos que ella lleva captando y conformando durante todos estos años de labor social.

Es así como llegué a la Fundación Ángeles de Esperanza, atraído por empezar a integrarme a una causa al 100% ya que colaboraba con diferentes asociaciones pero llevaba años atrás pensando en algo muy grande que estaba seguro que se podría realizar con gente tan dispuesta y retadora con la que me enfrentaba.

Es así como empezamos el proyecto La Carpa de la Esperanza, un proyecto que ayuda a 50 familias a través de la recolección por parte de las mismas de botellas de plástico para la ayuda de otros necesitados, en este caso las familias que no tienen ropa para abrigarse y en donde el Ministerio realizada frazadas con este material. Mientras que las familias ayudan a otras, son premiadas con muebles, electrodomésticos, ropa, camas y todo lo necesario para cubrir las necesidades básicas y darle calidad de vida a sus familias.

Durante el censo, el momento en el que acudimos a seleccionar a las personas beneficiadas, tuve la oportunidad de conocer a Elsa y Rubén, los papás de Anita, una niña invidente que a simple vista era notable que no podía ver y que adicional tenía problemas graves en sus ojitos. Por las circunstancias a las que se enfrentan, no pudieron tener ni un diagnóstico, perjudicando considerablemente la salud de la niña y así perdiendo la oportunidad de dar solución si se trataba de algo menos grave.

Es así como decidimos ir dando acción al nuevo proyecto que muy muy pronto conocerán íntegramente, y que forma parte también de la Fundación Ángeles de Esperanza, se trata de la #ComunidadDeEsperanza, donde con ejemplos como este, animaremos a todo el mundo a participar resolviendo casos como el de Anita y mostrando lo fácil que es hacerlo entre todos, en comunidad.

Una vez publiqué en mis redes personales el caso de Anita, en tan solo 25 minutos ya tenía la primera respuesta para la atención de la niña a gastos pagados, incluido los de movilidad hasta Pachacutec para su recogida y retorno durante 2 días, y en donde gracias a la gente en redes sociales, y a la amable atención del Dr. Mendiola de Premedic y del Dr. Mario de la Torre, Anita en tan solo 3 días tuvo el diagnóstico que jamás pensó tener, pudiendo darle solución a partir de ahora y una mayor calidad de vida a futuro.

Es muy fácil cambiar esta realidad que en muchas ocasiones por ignorancia o tiempo pensamos que no podemos solucionar y estoy seguro de que están totalmente equivocados. En este primer caso, Kattyana Chaparro y Dana Marchena fueron nuestras cómplices en redes para darle solución a esta primera acción, dos #ÁngelesEnAcción dispuestas a ayudar a cambiar la realidad que muchos no ven o creen no poder hacer nada.

¿Y si cambiamos la realidad? únete a #ComunidadDeEsperanza, y comienza contándonos el caso más cercano!

2 thoughts on “El caso de Anita #MedioSocial #ComunidadDeEsperanza

Responder a Enrique Aleman Cancelar respuesta